Seguidores

miércoles, 13 de febrero de 2013

El patrón de mi barco...

Sin tiempo nada más que para trabajar esta semana. Tengo algunas cosillas pendientes de publicar pero será otro día.
Hoy me apetece escribir. Escribir sobre el patrón de mi barco,...
Hace ya un año que me dejó físicamente. Sin embargo sigue guiando mi rumbo en la vida.
Él nunca navegó en un kayak, pero me enseñó mejor que el más experto kayakista a navegar en el mío.
De el admiraba todo, como abría la puerta de casa y decía "nordeste" o "sopla do sudes", era increíble como respiraba el viento y sabía hacía donde se dirigía, o como en nuestros largos paseos de repente decía "vamos para el coche que nos va a coger la lluvia" y era abrir la puerta y empezar a llover. Luego te soltaba un "si quieres contarme una mentira háblame de el tiempo"
El me enseñó los nudos de pesca, los aparejos para el pulpo. El cantil donde se pescan los calamares. Como manejaba las lineas con sus poteras con ese baile magistral que le permitía tener cuatro aparejos en el agua tentando al calamar. Con el disfrutaba de innumerables jornadas de pesca al curricán con su línea de 0.50, su plomo hecho a martillo y sus cucharillas y sus cachos de trapo blanco.
Mi abuelo me enseñó a disfrutar de las cosas sencillas de la vida...un chiste...un baile..una actuación de Gila...
Son tantas cosas y tantas sensaciones que es parte vital de mi mundo, aún cuando no forma parte física del día a día en mi vida.
Nunca te olvidaré abuelito...te llevo dentro por siempre.

7 comentarios:

  1. Bonita entrada compañero.
    Se como te sientes. El mío me dejo físicamente hace ya cinco años y me acuerdo muchísimo de él.
    Cada vez que nos vamos de pesca es como un pequeño homenaje para ellos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Compañero.
    Es una entrada entrañable y ademas muy merecida,ya que una persona asi nunca se olvida y siempre estara a tu lado.
    Un Abrazo Amigo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita esta entrada compañero, mi abuela, que la pobre esta un poco fastidiada de la cadera, siempre me habla de los boliches, las jarcias, la pesca de la melva y no para de decirme que todas las rapalitas esas que tengo, eso no vale nada, que coja una cabeza de sardina y se la ponga que seguro que cojo más con ella jajajajaja, pasamos muy buenos momentos juntos hablando de pesca, esperemos que dure muchos más.

    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Pasaor. Los mayores son muy sabios!!!
      un abrazo

      Eliminar
  4. Buen maestro tuviste, y de seguro que te acompaña en todas tus salidas. Nunca está de más recordar a quienes nos han cuidado y dato todo por nosotros.
    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar